Comisión Permanente
LXIII Legislatura, Segundo Año, Segundo Receso.
Lunes 26 de junio de 2017
Gaceta de la Comisión Permanente
    
    

¿Qué es la Gaceta?

La Gaceta es el órgano informativo  oficial del Senado. Depende de la Mesa Directiva y cuenta con un Consejo Directivo formado por los miembros de la propia Mesa y por los secretarios generales de  Servicios Administrativos y de Servicios Parlamentarios; el Presidente de la Mesa lo es del Consejo.

Artículo 306 del Reglamento del Senado de la República.

Leer más
Miércoles 17 de Mayo de 2017
Gaceta: LXIII/2SPR-5/71473
Miércoles 17 de Mayo de 2017
Gaceta: LXIII/2SPR-5/71473

Del Dip. Salomón Majul González, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con proyecto de decreto que reforma los artículos 9, 10 y 63 de la Ley General de Turismo.

Se turnó a la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados.

INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE REFORMAN LOS ARTÍCULOS 9, 10 Y 63 DE LA LEY GENERAL DE TURISMO,PROPUESTA POR EL DIP. FEDERAL SALOMÓN MAJUL GONZÁLEZ.

Elsuscrito, Diputado Federal SALOMÓN MAJUL GONZÁLEZ a la LXIII Legislatura de la H. Cámara de Diputados, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con fundamento en lo dispuesto en los artículos 71, fracción II, y 72, inciso h), de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como en los artículos 6, numeral 1, 77 y 78 del Reglamento de la Cámara de Diputados, someto a consideración de esta Soberanía la presente Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se reforman los artículos 9, 10 y 63 de la Ley General de Turismo, con base en la siguiente:

EXPOSICION DE MOTIVOS

El turismo constituye una actividad dinámica que pone a nuestro país frente a los ojos del mundo. Es un sector que contribuye de manera importante al desarrollo nacional y de las regiones, así como al crecimiento económico gracias a la generación de empleos y la construcción y mantenimiento de infraestructura. Conocer México es una aspiración para muchos habitantes del planeta, dada la belleza de nuestros atractivos, la oferta cultural que poseemos y la calidad de n nuestros servicios, por lo que es, sin lugar a dudas, un ejemplo bien acabado de lo que se conoce como “poder suave” o “softpower”, es decir, la capacidad que tienen las naciones para influir en otras sin hacer uso de la fuerza. De igual forma, el turismo implica la posibilidad de vernos a nosotros mismos y reconocernos a partir de nuestra diversidad cultural, de la riqueza medioambiental y de la reafirmación de nuestra identidad nacional.

De acuerdo con el Programa Sectorial de Turismo 2013 – 2018, formulado por la administración del presidente Enrique Peña Nieto,

publicado en el Diario Oficial de la Federación el 13 de diciembre de 2013, esta actividad representa para nuestro país una de las principales fuente de divisas, ya que genera el 8.4 por ciento del PIB y más de 2.2 millones de empleos, no obstante lo cual el actual gobierno federal reconoce que en los últimos 30 años el desempeño de México dentro de los principales indicadores internacionales ha sido moderado frente al de otros países, pues en el periodo 1980-2012 la tasa de crecimiento medio anual (TCMA) de llegada de turistas apenas alcanzó el 2%. Esto, según se menciona en el programa en comento, es significativo al observar la tendencia de economías emergentes que están ganando terreno en el mercado internacional. Del año 2000 a 2012, en otras latitudes del mundo se registraron TCMA superiores, tal es el caso de Turquía (11.6%), Hong Kong (8.6%), Malasia (7.8%), Japón (4.8%) y Rusia (2.5%), en tanto que México creció en 1.1% en el mismo periodo.

El instrumento de planeación de mérito señala a la letra que México es reconocido por el turismo de sol y playa, pese a lo cual existen señales de su agotamiento, pero también áreas de oportunidad para desarrollar productos turísticos atractivos y sustentables en el campo del turismo cultural, de negocios, ecoturismo y aventura, turismo de salud, deportivo y de lujo. Aunado a lo anterior, también reconoce que permanecen amplios rezagos en materia de infraestructura y de recursos humanos suficientemente capacitados para brindar atención y servicio de calidad, lo cual limita el flujo de turistas.

“Los esquemas de financiamiento para la inversión turística han resultado insuficientes para el desarrollo de negocios y para fortalecer las redes de infraestructura que faciliten el movimiento de turistas.

Asimismo, dichos instrumentos han tenido un bajo o nulo impacto en la promoción y consolidación de cadenas productivas alrededor de proyectos turísticos con un alto valor agregado. Las acciones

Implementadas desde las autoridades gubernamentales o el sector privado en esta materia han derivado en obras aisladas desde distintos ámbitos y sin efectos claramente identificables”, sentencia el multicitado programa.

A efecto de evitar la caída sistemática de la competitividad del sector y que impediría aprovechar el potencial turístico y las ventajas comparativas del país en esta materia, el gobierno federal propuso apelar a la innovación y al uso eficiente de los recursos turísticos, por lo que planteó la creación de un Sistema Nacional de Certificación y la profesionalización de los prestadores de servicios turísticos mediante la sistematización de la información en un Registro Nacional de Turismo orientado al fomento y la calidad.

Dicho propósito, si bien es cierto fue inserto en los artículos 52, 63 y 65 de la Ley General de Turismo vigente desde 2009, no lo es menos que adquirió mayor durante la actual administración, pues en enero de 2014 se anunció la creación del Sistema Nacional de Certificación Turística que otorga “certificados de calidad” a los prestadores de servicios turísticos, ya sean personas, empresas o destinos, para promover directamente mejoras en el sector y a fin de que los visitantes nacionales e internacionales disfruten de servicios conforme a los más altos estándares de calidad. Dicho sistema, de acuerdo con la Secretaría de Turismo federal, está basado en seis principios fundamentales: enfoque en el turista; cultura de la calidad; regulación participativa; marca única de calidad; promoción y posicionamiento, y mejora continua.

En alcance a lo anterior, el 6 de julio de 2015 fue publicado el Reglamento de la Ley General de Turismo, el cual establece en sus artículos 99 a 105 el funcionamiento del Sistema de Certificación, el cual es definido como el conjunto de distintivos, sellos y reconocimientos otorgados por la Secretaría a los Prestadores de Servicios Turísticos y Destinos Turísticos que se distingan por adoptar mejores práctica en sus procesos o altos estándares en sus servicios, a través de un proceso de autoevaluación y supervisión por parte de la Secretaría.

Los objetivos del Sistema de Certificación son del tenor literal siguiente:

  • Garantizar la calidad de los Destinos y Servicios Turísticos;
  • Promover mejoras en el sector turístico, conforme a los más altos estándares de calidad;
  • Priorizar la satisfacción del Turista;
  • Promover las soluciones tecnológicas dirigidas a mejorar la competitividad de los Destinos y Servicios Turísticos;
  • Contribuir a la sustentabilidad de las empresas y Destinos Turísticos del país, y
  • Dar a conocer, entre los Prestadores de Servicios Turísticos, los certificados, distintivos y demás reconocimientos que en materia

de calidad de servicios se establezcan en los lineamientos del Sistema de Certificación.

De conformidad con dicho ordenamiento, la Secretaría otorgará reconocimientos sobre el nivel de calidad que alcancen los Destinos y Prestadores de Servicios Turísticos, atendiendo para ello a los propios lineamientos del Sistema de Certificación.

Asimismo, la dependencia evaluará y promoverá que los Prestadores de Servicios Turísticos y Destinos Turísticos, que ingresen de manera voluntaria, cumplan con los lineamientos del Sistema de Certificación y, con base en los indicadores que resulten de la comprobación, actualizará los estándares de calidad y demás disposiciones de aplicación voluntaria.

El titular de la Secretaría establecerá, mediante Acuerdo que deberá publicarse en el Diario Oficial de la Federación, los lineamientos de operación del Sistema de Certificación; el cual es de carácter voluntario, los cuales deberán contener:

  • Los métodos y mecanismos de medición y promoción de la calidad en los aspectos vinculados con:

a)    La gestión eficiente de los Servicios Turísticos;

b)    La calidad de los Servicios Turísticos;

c)    Las mejores prácticas de sustentabilidad en la Prestación de los Servicios Turísticos, y

d)    La accesibilidad para la atención de grupos poblacionales específicos;

  • Los incentivos a los que se harán acreedores los Prestadores de Servicios Turísticos y Destinos Turísticos que obtengan el Distintivo Nacional de Calidad Turística, y
  • Las demás disposiciones que contribuyan a elevar la calidad de los Servicios Turísticos.

Algunos ejemplos de certificación en materia turística lo son la acreditación de Guías de Turistas, el otorgamiento del Sello de Calidad Punto Limpio y los Programas de Calidad Tesoros de México, Distintivo S, Moderniza y Distintivo H.inserción del concepto de la certificación en la ley, la creación del Sistema Nacional de Certificación y su inclusión en el Reglamento de la materia constituyen avances loables, pues buscan reconocer la calidad de los servicios turísticos y colocan al turista en el centro de las políticas públicas, aun cuando consideramos que en su diseño se adolece de un punto fundamental, que es no prever la colaboración entre los tres niveles de gobierno, ello en virtud de que dichas construcciones jurídicas dejaron de lado la participación de los estados y municipios, situación que creemos debe perfeccionarse, no con la intención de arrebatar al Ejecutivo facultades que hasta ahora ha ejercido de forma sumamente responsable, sino de permitir que otras instituciones competentes, pues se trata de una facultad concurrente, se involucren en tan importante función, la cual deberá seguir siendo coordinada por la Secretaría de Turismo federal.

En efecto, de sobra estámencionar que entidades como Guerrero, la Ciudad de México, Quintana Roo, Jalisco, Oaxaca, Michoacán, Veracruz, Colima y Baja California Sur cuentan con experiencia probada en el ramo turístico, al igual que diversos municipios cuya actividad significa una importante derrama económica para los estados donde se encuentran ubicados, siendo éste el caso de Taxco de Alarcón, Acapulco, Zihuatanejo de Azueta, Benito Juárez, Solidaridad, Cozumel, Tulum, Puerto Vallarta, Santa María Huatulco, Los Cabos, Bahía de Banderas, Veracruz, Boca del Río, Manzanillo y Mazatlán, por citar sólo algunos ejemplos, lo que significa que se está dejando de lado dicha experiencia, así como también que éstos son los que conocen de primera mano las necesidades y características de sus comunidades.

Por si fuera poco lo anterior, el concepto de certificación turística ya está previsto en las leyes de diversas entidades federativas como Guerrero, la Ciudad de México, Campeche, Puebla, Baja California Sur, Hidalgo, Tabasco, San Luis Potosí, Tamaulipas, Veracruz, Yucatán, Michoacán, Oaxaca y Guanajuato, por lo que, en un afán de evitar duplicidades, es que se propone la presente iniciativa, la cual busca incluir a las entidades federativas y a los municipios en los procesos de certificación que al efecto emprenda la Secretaría de Turismo federal, aunque bajo la dirección de esta y en pleno respeto al régimen federal y al principio de municipio libre consignados en los artículos 115, 116, 122 y 124 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Los dispositivos cuya reforma se proponenquedarían redactados de la siguiente manera:

Ley General de Turismo

Dice…

Debe decir…

Artículo 9. Corresponde a los Estados y al Distrito Federal, de conformidad con lo dispuesto en esta Ley y las leyes locales en materia turística, las siguientes atribuciones:

I. Formular, conducir y evaluar la política turística local;

II. Celebrar convenios en materia turística conforme a lo previsto en la presente Ley;

III. Aplicar los instrumentos de política turística previstos en las leyes locales en la materia, así como la planeación, programación, fomento y desarrollo de la actividad turística que se realice en bienes y áreas de competencia local;

IV. Formular, ejecutar y evaluar el Programa Local de Turismo, las directrices previstas en el Plan Nacional de Desarrollo y el Programa Sectorial de Turismo;

V. Establecer el Consejo Consultivo Local de Turismo;

VI. Concertar con los sectores privado y social, las acciones tendientes a detonar programas a favor de la actividad turística;

VII. Formular, evaluar y ejecutar los programas locales de ordenamiento turístico del territorio, con la participación que corresponda a los Municipios respectivos;

VIII. Participar en la regulación, administración y vigilancia de las Zonas de Desarrollo Turístico Sustentable en los Municipios de los Estados, conforme a los convenios que al efecto se suscriban;

IX. Instrumentar las acciones de promoción de las actividades y destinos turísticos con que cuenta;

X. Conducir la política local de información y difusión en materia turística;

XI. Proyectar y promover el desarrollo de la infraestructura turística;

XII. Impulsar a las micro, pequeñas y medianas empresas turísticas que operen en los Estados y en el Distrito Federal;

XIII. Diseñar, instrumentar, ejecutar y evaluar, los programas de investigación para el desarrollo turístico local;

XIV. Participar en programas de prevención y atención de emergencias y desastres, así como en acciones para la gestión integral de los riesgos conforme a las políticas y programas de protección civil que al efecto se establezcan;

XV. Brindar orientación y asistencia al turista y canalizar las quejas de éstos ante la autoridad competente;

XVI. Atender los asuntos que afecten el desarrollo de la actividad turística de dos o más Municipios;

XVII. Coadyuvar con el Ejecutivo Federal en materia de clasificación de establecimientos hoteleros y de hospedaje, en los términos de la regulación correspondiente;

XVIII. Vigilar el cumplimiento de esta Ley y demás disposiciones reglamentarias que de ella deriven, en lo que se refiere a los requisitos de operación de los prestadores de servicios turísticos;

XIX. Coordinar con las autoridades federales, por medio de los convenios que se suscriban, la imposición de sanciones por violaciones a esta Ley y a las disposiciones reglamentarias;

XX. Emitir opiniones a la Secretaría en la materia, y

XXI. Las demás previstas en éste y otros ordenamientos.

Artículo 9. Corresponde a los Estados y al Distrito Federal, de conformidad con lo dispuesto en esta Ley y las leyes locales en materia turística, las siguientes atribuciones:

I. … a XVI. …

XVII. Coadyuvar con el Ejecutivo Federal en materia de clasificación de establecimientos hoteleros y de hospedaje, en los términos de la regulación correspondiente, así como en el otorgamiento de certificados o reconocimientos a los prestadores de servicios turísticos, de acuerdo con los lineamientos que establezca la propia Secretaría;

XVIII. … a XXI. ...

Artículo 10. Corresponde a los Municipios, de conformidad con lo dispuesto en esta Ley y las leyes locales en la materia, las siguientes atribuciones:

I. Formular, conducir y evaluar la política turística municipal;

II. Celebrar convenios en materia turística conforme a lo previsto en la presente Ley;

III. Aplicar los instrumentos de política turística que les sean atribuidos por las leyes locales, así como la planeación, programación, fomento y desarrollo de la actividad turística en bienes y áreas de competencia municipal, en las materias que no estén expresamente atribuidas al Ejecutivo Federal, Estados o el Distrito Federal;

IV. Formular, ejecutar y evaluar el Programa Municipal de Turismo, el cual considerará las directrices previstas en el Plan Nacional de Desarrollo, el Programa Sectorial de Turismo y el Programa Local;

V. Establecer el Consejo Consultivo Municipal de Turismo; que tendrá por objeto coordinar, proponer y formular las estrategias y acciones de la Administración Pública Municipal, con el fin de lograr un desarrollo integral de la actividad turística en el Municipio. Será presidido por el titular del Ayuntamiento, y estará integrado por los funcionarios que éste determine, conforme a lo que establezcan las disposiciones reglamentarias. Podrán ser invitadas las instituciones y entidades públicas, privadas y sociales, que se determinen, y demás personas relacionadas con el turismo en el Municipio, las cuales participarán únicamente con derecho a voz;

VI. Concertar con los sectores privado y social, las acciones tendientes a detonar programas a favor de la actividad turística;

VII. Participar en los programas locales de ordenamiento turístico del territorio;

VIII. Participar en el diseño, instrumentación, ejecución y evaluación de los programas locales de investigación para el desarrollo turístico;

IX. Formular y conducir la política municipal de información y difusión en materia turística;

X. Coadyuvar en la instrumentación de las acciones de promoción de las actividades y destinos turísticos con que cuenta;

XI. Promover el impulso de las micro, pequeñas y medianas empresas turísticas;

XII. Participar en los programas de prevención y atención de emergencias y desastres, así como en acciones para la gestión integral de los riesgos, conforme a las políticas y programas de protección civil que al efecto se establezcan;

XIII. Operar módulos de información y orientación al turista;

XIV. Recibir y canalizar las quejas de los turistas, para su atención ante la autoridad competente;

XV. Atender los demás asuntos que en materia de planeación, programación, fomento y desarrollo de la actividad turística les conceda esta Ley u otros ordenamientos legales en concordancia con ella y que no estén otorgados expresamente al Ejecutivo Federal, Estados o el Distrito Federal;

XVI. Emitir opinión ante la Secretaría, en aquellos casos en que la inversión concurra en proyectos de desarrollo turístico o en el establecimiento de servicios turísticos, dentro de su territorio, y

XVII. Las demás previstas en éste y otros ordenamientos.

Artículo 10. Corresponde a los Municipios, de conformidad con lo dispuesto en esta Ley y las leyes locales en la materia, las siguientes atribuciones:

I. … a XV. …

XVI. Emitir opinión ante la Secretaría, en aquellos casos en que la inversión concurra en proyectos de desarrollo turístico o en el establecimiento de servicios turísticos, dentro de su territorio;

XVII. Coadyuvar con el Ejecutivo Federal y los gobiernos de las entidades federativasen el otorgamiento de certificados o reconocimientos a los prestadores de servicios turísticos, de acuerdo con los lineamientos que establezca la propia Secretaría;

XVIII. Las demás previstas en éste y otros ordenamientos.

Artículo 63. Corresponde a la Secretaría promover la competitividad de la actividad turística, y en coordinación con las dependencias y entidades competentes de la Administración Pública Federal, fomentar:

I. La formulación de políticas públicas, modelos y acciones que incrementen la calidad y competitividad en la materia;

II. La profesionalización de quienes laboran en empresas turísticas o prestan servicios en la actividad;

III. La modernización de las empresas turísticas;

IV. El otorgamiento de incentivos, distintivos, certificados o reconocimientos a los prestadores de servicios turísticos, de acuerdo con los lineamientos que establezca la propia Secretaría;

V. El diseño y ejecución de acciones de coordinación entre dependencias y entidades de los diversos órdenes de gobierno para la promoción y establecimiento de empresas turísticas, y

VI. La realización de acciones para favorecer las inversiones y proyectos turísticos de alto impacto en el sector, así como agilizar los mecanismos y procedimientos administrativos que faciliten su desarrollo y conclusión.

Artículo 63. Corresponde a la Secretaría promover la competitividad de la actividad turística, y en coordinación con las dependencias y entidades competentes de la Administración Pública Federal, fomentar:

I. … a III. …

IV. El otorgamiento de incentivos, distintivos, certificados o reconocimientos a los prestadores de servicios turísticos, de acuerdo con los lineamientos que establezca la propia Secretaría, en coadyuvancia con los gobiernos de las entidades federativas y los municipios;

V. … y VI. …

Por lo anteriormente expuesto y fundado, someto a consideración del H. Pleno de la Cámara de Diputados el presente Proyecto de

DECRETO

ARTÍCULO ÚNICO.- Se reforman losartículos 9, 10 y 63 de la Ley General de Turismo, para quedar como sigue:

“Artículo 9. Corresponde a los Estados y al Distrito Federal, de conformidad con lo dispuesto en esta Ley y las leyes locales en materia turística, las siguientes atribuciones:

“I. … a XVI. …

“XVII. Coadyuvar con el Ejecutivo Federal en materia de clasificación de establecimientos hoteleros y de hospedaje, en los términos de la regulación correspondiente, así como en el otorgamiento de certificados o reconocimientos a los prestadores de servicios turísticos, de acuerdo con los lineamientos que establezca la propia Secretaría;

“XVIII. … a XXI. ...”

“Artículo 10. Corresponde a los Municipios, de conformidad con lo dispuesto en esta Ley y las leyes locales en la materia, las siguientes atribuciones:

“I. … a XV. …

“XVI. Emitir opinión ante la Secretaría, en aquellos casos en que la inversión concurra en proyectos de desarrollo turístico o en el establecimiento de servicios turísticos, dentro de su territorio;

“XVII. Coadyuvar con el Ejecutivo Federal y los gobiernos de las entidades federativasen el otorgamiento de certificados o reconocimientos a los prestadores de servicios turísticos, de acuerdo con los lineamientos que establezca la propia Secretaría;

“XVIII. Las demás previstas en éste y otros ordenamientos.”

“Artículo 63. Corresponde a la Secretaría promover la competitividad de la actividad turística, y en coordinación con las dependencias y entidades competentes de la Administración Pública Federal, fomentar:

“I. … a III. …

“IV. El otorgamiento de incentivos, distintivos, certificados o reconocimientos a los prestadores de servicios turísticos, de acuerdo con los lineamientos que establezca la propia Secretaría, en coadyuvancia con los gobiernos de las entidades federativas y los municipios;

“V. … y VI. …”

ARTÍCULO TRANSITORIOS:

PRIMERO. El presente decreto entrará en vigor al siguiente día de su publicación en elDiario Oficial de la Federación.

SEGUNDO. El Ejecutivo Federal contará con ciento ochenta días a partir de la entrada en vigor del presente Decreto para emitir las normas reglamentarias que al efecto resulten aplicables.

Dado en el Palacio Legislativo a 25 de Abril de 2017.

SUSCRIBE. DIP. SALOMÓN MAJUL GONZÁLEZ (PRI)

http://senado.senado.gob.mx:80/index.php?ver=cp&mn=4&id=71473